fbpx

El corcho es el material para el diseño de interiores del siglo XXI

Diseñadores y arquitectos han puesto la mirada en este material respetuoso con el medio ambiente. Por eso les contamos que así como lo ven, el corcho es el material para el diseño de interiores.

Entre sus defensores se encuentra el estadounidense Daniel Michalik, conocido por sus diseños en los que es el gran protagonista. Su amor por el corcho se ha convertido en el punto de partida de su trabajo. “Es una materia prima atractiva, con grandes implicaciones aplicables tanto en el diseño, como en la agricultura y la fabricación. Además, es sostenible, ya que se regenera cada nueve años”, explica el profesional, que tiene su estudio en la ciudad de Nueva York.

El Corcho es una materia prima proveniente de Portugal en su mayoría, extraída de la corteza del árbol de Alcornoque, que se caracteriza por su ligereza, elasticidad, impermeabilidad y una alta capacidad de aislación térmica. Material natural, renovable, reciclable, sano e inocuo para la salud.

Es importante saber que cada nueve o 10 años, el alcornoque, como si estuviese mudando de piel, se libera de su corteza, lo que permite aprovechar este producto sin originar residuos en su proceso constructivo. Un gran regalo para toda la humanidad, definitivamente El corcho es el material para el diseño de interiores

Aplicación en la construcción y la decoración.

Su historia como elemento constructivo se remonta a comienzos del siglo XX, cuando los norteamericanos ya lo usaban en los acabados interiores de muchos de sus diseños residenciales. Hoy, está presente en todo el planeta, tanto en obras emblemáticas, como la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, donde, desde el año 2010, los visitantes caminan sobre un espectacular suelo de corcho, hasta en edificios particulares, como el Ecork Hotel, próximo a Évora (Portugal), en el que se ha utilizado éste material para cubrir el muro exterior que recorre el recinto en el que se alinean los bungalows a modo de aldea medieval. También en Asia se ha usado el corcho como solución arquitectónica en una iniciativa promovida por la firma de productos para el hogar Muji, que impulsó la creación de pequeñas viviendas prefabricadas como soluciones de residencia económica para cortas estancias de recreo.

Mobiliario

Uno de los objetos más emblemáticos es la chaise longue Cortiça, que ha traspasado fronteras gracias a su balanceo suave de lado a lado y de delante hacia atrás, que proporciona una sensación de flotación sin esfuerzo. Asimismo, la silla 3/1 está compuesta por cuatro piezas que se ensamblan presionando cada una de sus partes. Gracias a su diseño, mantiene las piernas y la espalda en una correcta postura corporal. La silla para comedor Tilter, cuyo respaldo cuenta con pequeños cortes en el relieve que permiten unos pocos grados de inclinación y movimiento, y el taburete Sway bendy engrosan la lista de piezas diseñadas por Daniel Michalik

El diseñador norteamericano concibe mobiliario de forma artesanal. “Me gusta explorar todo el potencial del corcho, un material natural e inusual, que permite actuar de forma novedosa”, cuenta este creador, cuyas piezas destacan por su sencillez y multifuncionalidad. “Los objetos que diseño reflejan un amor por el origen y el contexto en que se produce”, añade.

Corcho como revestimiento

El corcho es casi infinitamente reciclable. Además, resistente al agua y al fuego, flotante, con facultades anti moho y antibacterianas y una gran capacidad aislante, tanto térmica como acústica. Resiste al desgaste y la deformación, es antideslizante y capaz de absorber olores y flexible. Para mantenerlo, sólo hay que aplicar una capa de un producto protector todos los años.

Los revestimientos para muro son fabricados utilizando corteza virgen de corcho, natural o aglomerada, en variados tonos y diseños geométricos, incorporando altas capacidades de aislamiento térmico y acústico, además de propiedades antiestáticas y antialérgicas. Este material es fácil de limpiar y requiere de una baja mantención.

En relación a sus cualidades térmicas, la transferencia de calor del piso de corcho es 3 veces menor a la de los pisos de madera, 7 veces menor a un fotolaminado y 40 veces menor a un piso cerámico. En cuanto a la acústica, en comparación a piso flotante tradicional, la reducción de resonancia al piso inmediatamente inferior alcanza hasta un 40% en baja y alta frecuencia

En argentina podemos encontrar el material para pisos, paredes y techos de la colección Cork de Patagonia Flooring, es un material que facilita el cuidado del medio ambiente, es reciclable, es un recurso renovable y lo más importante promueve la sustentabilidad.

Además es un buen material funcional, ya su aplicación en los pisos permite amortiguar los golpes en las caídas. Es ideal para lugares donde hay niños o adultos mayores, se puede sumar a espacios como geriátricos, jardines de infantes o salas de usos múltiples.

Por cierto, la presentación que propone Patagonia Flooring es económica ya que está presentado en placas de gran tamaño y esta característica facilita su colocación.

Pensar el diseño como algo solamente estético cuando hablamos de materiales es no pensar en el futuro o en las herramientas que el medio ambiente nos pide a gritos, generar conciencia, estudiar y evaluar materiales que ayuden a su utilización, renovación y reciclaje es pensar en las generaciones futuras para dejarles un planeta más sano.

Por todas estas características, el corcho es un elemento ineludible a la hora de pensar en una gran decoración eco-friendly. Definitivamente El corcho es el material para el diseño de interiores del siglo XXI. Imaginen la combinación de este material junto con el adobe, podemos soñar con un palacio completamente sustentable y eficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *